¿Qué es un tema hijo? Simplemente es un tema idéntico al que estás usando, con la misma estructura de archivos que el tema padre y al cual le vas añadiendo aquellos ficheros que quieres modificar para no tener que variar el código del tema principal.

Las ventajas son enormes ya que si por ejemplo tienes un tema premium (aunque estos ya te suelen venir con el tema hijo creado), siempre están ofreciendo actualizaciones. Imagina que has cambiado el código CSS de éste o bien el archivo functions.php como vimos en esta entrada, la próxima vez que haya una actualización de la plantilla, la modificación se perderá.

El tema hijo se encarga de mantenerlas y no perderlas, ya sean en archivos css, php, etc.

Crear tema hijo no es complicado, realmente son unos cuantos pasos, copiar y pegar código y crear una cierta serie de archivos en nuestro server, pero teniendo un plugin como “Child Theme Configurator” en el repositorio oficial de WordPress, no es necesario “pringarse” tanto.

Captura child theme configurator plugin WordPress

Child theme configurator

Instalamos dicho complemento, lo activamos y en la ventana de configuración elegimos el tema del que queramos crear el Child Theme. Nos da la opción de elegir que archivos del tema padre queremos clonar y listo. En pocos segundos lo tenemos creado y funcionando. En el editor de temas tendremos los archivos disponibles para modificar.

RECORDAD que el tema hijo es el que tiene que estar activo para que todo esto sirva para algo., si no “vamos apañaos”. Probad y comentadnos 🙂

Deja un comentario